domingo, 12 de febrero de 2017

Acayucan es la ciudad que amo y sueño: Martes Hernández Canuto

** Oriundo de una de las ciudades más importantes al sur de Veracruz, abogado, joven, sensible e inquieto en el quehacer sociocultural y político, lector insaciable de los clásicos griegos y atinado lector de la literatura romana, soñó alguna vez ser antropólogo y estudioso de la historia de México, la historia verdadera, aquella que enseña a luchar por los ideales de justicia social y descubrir el porqué del presente en los vestigios humanos a lo largo de la historia de su esplendor y ocaso, sentencia: necesitamos volver a los valores de los viejos… Porque pobre no es el que tiene poco, el verdaderamente pobre es el que infinitamente necesita mucho…

Por Enrique Quiroz García

Oriundo de Acayucan, abogado, joven, sensible e inquieto en el quehacer sociocultural y político, y por si poco fuera, Martes Hernández Canuto, es lector insaciable de los clásicos griegos y atinado lector de la literatura romana.
Soñó alguna vez ser antropólogo y estudioso de la historia de México, la verdadera historia, aquella que enseña a luchar por los ideales de justicia social y descubrir el porqué del presente en los vestigios humanos a lo largo de la historia de su esplendor y ocaso.
La adversidad familiar no le permitió estudiar antropología ni historia. Empero, no le impidió estudiar la licenciatura en derecho, desde donde lucha por la justicia social y es, -no lo dice él, sino quienes han sido testigos de su criterio y solidaridad- uno de los jóvenes más combativos cuando se trata de defender la verdad, el derecho y la razón.
Martes, estudio en Acayucan la preprimaria, la primaria, la secundaria y la preparatoria en el Instituto La Salle, se hace llamar lasallista de corazón. Sencillo, entrevistado en el parque Temoyo, donde familias completas disfrutan de una tarde agradable, él, se hace acompañar de Irene del Carmen Beltrán Vidal, su esposa, joven profesionista nacida en el vecino municipio de Oluta, quien además le ha dado el regalo más hermoso que hombre alguno pueda recibir: una hija, esperada con alegría por esta respetable y joven pareja, ejemplo de buenos ciudadanos en una sociedad caótica e insegura.
Martes es egresado de la Universidad Villa Rica, campus Coatzacoalcos allí, obtuvo la formación que hoy le da carta de mundo.
Irene del Carmen Beltrán Vidal y Marte Hernández Canuto,
 una pareja con sentido humano.
-¿Cuál ha sido tu pasión de vida? –se le cuestiona mientras sus ojos se fijan en el crepúsculo multicolor que al fondo de la tarde se aprecia entre el ramaje de los árboles vecinos.
-Tengo dos pasiones: el amor por Dios. ¿Por qué? Porque lo importante de vivir es la interacción que tengas con Dios, tus padres y semejantes. El secreto de la vida es precisamente vivir en paz con tus semejantes. Mi segunda pasión es la política. –Guarda silencio y esboza con cierta tristeza: “Me duele la desigualdad entre los hombres. Me duele que en nuestro país se haya desvirtuado el término política, como cuestionaba Aristóteles: ¿Somos un hombre o una bestia? ¿Qué somos? ¿Es posible hablar de solidaridad e igualdad en una sociedad basada en competencias despiadadas? ¿Hasta dónde llega nuestra fraternidad? ¡El hombre no gobierna hoy, las fuerzas que ha creado sí, las fuerzas que creó lo gobiernan! Porque pobre no es el que tiene poco, el verdaderamente pobre es el que infinitamente necesita mucho…
 Martes es un joven de ideales definidos.
 Martes ve con tristeza que la política de nuestro tiempo se fundamente en ser medio para dar al más pobre el pan duro de la vida, mientras, quienes gobiernan toman el té caliente y las viandas del agandalle y el despilfarro.
 “Necesitamos recobrar valores, valores que para nuestros viejos eran una forma de vida, por ejemplo, la palabra, ya no hay quien honre su palabra y la palabra de los hombres de antes era la única forma de cambio y el salvoconducto para ir y venir de un lado a otro”, expresa mientras -estoy seguro- piensa en el futuro de su primogénito, en el futuro de las nuevas generaciones.
¿Hacia dónde va, hacía dónde se dirige Martes después de egresar de la universidad?
 -Antes de que mi padre muriera yo empecé a trabajar; vendía refrescos, botas, sombreros. Mi padre fue comerciante, por tal motivo transpiraba el comercio, me gusta el comercio. Una vez que egresé de la licenciatura trabajé en despachos e incluso estuve en el despacho de la universidad de la que egresé, trabajé en juzgados civiles y penales en la ciudad de Coatzacoalcos, en el juzgado de Pajapan y, en el quehacer de la política empecé desde abajo, pegando propaganda, apoyando al candidato, así empecé desde muy joven y como siempre lo he dicho, el líder no se hace, nace.
Martes reconoce, con la cabalidad y sencillez que le caracteriza, que los tropiezos en los avatares de la política le han dado algunos sinsabores, también le ha dado la satisfacción de realizar propósitos, como el de haber servido en SEDESOL y actualmente ser líder sindical de una de las organizaciones más fuertes a nivel estatal en Acayucan.
-¿Qué libros han marcado tu vida?
-Una trilogía de Antonio Velasco Piña, habla de la trascendencia del México prehispánico, del México revolucionario y el México contemporáneo, de la vida política: Tlacaélel, La Mujer dormida debe dar a Luz y Regina, hablan de la naturaleza, del valor del ser humano, de los beneficios de la buena voluntad, para seguir adelante como persona. Mi vida está basada en la espiritualidad, creo que es la parte esencial del ser humano.
-¿Qué necesitamos los seres humanos para voltear a ver lo esencial de la vida?
-Necesitamos recuperar nuestros valores, necesitamos recuperar el patriotismo que se ha ido perdiendo por la oligarquía Norteamérica, hemos perdido la esencia pero aquí hay hombres, hay tierra, debemos empaparnos de nuestra cultura…
-¿Cómo visualizas a Acayucan en 4 años más, cómo te visualizas?
-Me imagino un Acayucan próspero y libre y transparente…Yo me visualizo al lado de mi esposa e hija, juntos trabajando por una mejor sociedad y un mejor destino para los acayuqueños….
-¿Qué significado tiene Acayucan para ti?
-Acayucan es la ciudad que amo y sueño. Mi infancia tiene sus mejores momentos en las tradiciones de esta ciudad en que nace, renace, crea y recrea con los arrieros, los carnavales y ferias patronales. Necesitamos en ese sentido recuperar la esencia de esas tradiciones y a los personajes más representativos como a músicos, deportistas, y crear juntos un mejor destino…
-¿Si tuvieras la oportunidad de ser funcionario municipal cuáles serían tus prioridades?
-Dos. La primera la educación, por emanar de ella los valores. La segunda, la salud, es triste ver cómo la gente muere sin mayor oportunidad que la marginación y la pobreza…

No hay comentarios:

Publicar un comentario