jueves, 23 de febrero de 2017

Plaza de Banderas : La crisis Morena



Por: Juan Antonio Valencia

No solo el enfrentamiento que sostiene Andrés Manuel López Obrador, con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares está desgastando al partido denominado por Andrés Manuel como “La Esperanza de México”.
El propio y virtual candidato presidencial agrega otros ingredientes a la crisis de credibilidad que se agudizan dentro de su partido.


Su desafortunado encuentro con la prensa veracruzana, el pasado miércoles dio un toque especial a su gira por tierras jarochas, al rechazar contestar o posponer respuesta al ser cuestionado de la desbandada de militantes de PRI y PAN hacia Morena, algunos con graves antecedentes, mismo que fueron recibidos y hasta propuestos candidatos del partido.

En contraparte y a la defensiva, López Obrador, llamó a los reporteros, vendido y “maiceados” por  Miguel Ángel Yunes, “con maíz con gorgojos”. López Obrador a falta de diplomacia, o en el uso de una estrategia adecuada en el trato a la prensa, prefirió agredirlo y humillarlos, con lo que considera su verdad.

Llegando a Veracruz al bajar del avión se peleó con la prensa, y de inmediato retó al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, al que señaló de ser creador de una monarquía, en la que pretende hacer gobernador a uno de sus hijos y acuso de corrupción a Yunes Linares.

Andrés Manuel retó públicamente que si Miguel Ángel presenta pruebas de que él recibió, dinero de Javier Duarte, renunciara a la política. Su adversario de inmediato aceptó el reto.

Por varios meses los líderes nacionales del PAN, Ricardo Anaya, y Enrique Ochoa Reza del PRI, habían tratado de debatir públicamente con López Obrador, y este siempre  se negó e  insistió que solo lo haría con Carlos Salinas de Gortari.

Cual pistolero famoso en el viejo oeste, López Obrador fue requerido una y otra vez para un duelo, pero siempre se negó a  enfrentarse a jóvenes “caza recompensas” del PRI y PAN porque tenía mucho que perder y nada que ganar.

No obstante bajando del avión López Obrador, y al pisar tierras veracruzanas retó a duelo a Miguel Ángel Yunes Linares del PAN, quien de inmediato aceptó el duelo, algo que ni su líder nacional Ricardo Anaya, ni Enrique Ochoa Reza del PRI, habían logrado.

El enfrentamiento inició al ponerse el sol, desde el mismo miércoles, las redes sociales dan cuenta de todo tipo de proyectiles que se están disparando en declaraciones y videos.

Todo parece indicar que se podría dar un “empate técnico” pero en lo político el tabasqueño saldría más raspado que el veracruzano.

Abona pues, López Obrador aún más, factores negativos a su gira nacional que pueden influir en las preferencias electorales rumbo al 2018, por la falta de una estrategia en la que pudiera enfrentar todo tipo de descalificaciones, como buen político.

La crisis en Morena preocupa a sus militantes, sobre todo de cara a los comicios para renovar alcaldías en Veracruz, y reclaman la inclusión de lo peor que como infiltrados, les está mandando el PRI y el PAN, como si Morena fuera una sucursal de esos partidos, a los que el propio López Obrador, se refirió siempre, como “La Mafia del Poder”

Morena se fusiona así, en algunos casos, con “La Mafia del Poder” para tratar de ganar la mayor cantidad de alcaldías en Veracruz, pero lesiona gravemente la credibilidad de sus militantes fundadores que lucharon por posicionar el partido.

Desde hace al menos  cinco meses, la forma de operar de militantes de Morena que detentan cargos públicos, salvo honrosas excepciones, han realizado operaciones que dejan ver que algo grave ocurre al interior del partido.

Esto está demostrando que no es un partido de regeneración, como lo señalan sus siglas.
En un audio el Diputado Local del Congreso de Guanajuato, David Alejandro Landeros Torres fue captado el pasado 15 de febrero, acusando que sus asesores han "agarrado dinero" de las partidas de Morena, y que el dirigente estatal del partido lo ha presionado para obtener parte de su dieta como legislador.

Acusó directamente a Alejandro Bustos, asesor y diputado suplente de David Alejandro, de tomar el dinero. “Ellos están de acuerdo, son una pinche mafia de culeros”, dice en el audio.

El Diputado Local afirmó que el propio dirigente de Morena, Ernesto Prieto, le ha pedido la renuncia al partido, después de que se negó a darle 20 mil pesos mensuales de su dieta como legislador.

La fracción de Morena en el Congreso de Guanajuato tiene un presupuesto de 165 mil 970 pesos mensuales, para gastos de operación de la representación.

Este jueves, el diputado David Alejandro Landeros Torres, renunció a Morena. El partido inicio una investigación interna para definir y deslindar responsabilidades.

En Tabasco el  14 de septiembre  de 2016 tras acusar cacicazgo, intolerancia y autoritarismo en Morena, el Diputado Local José Atila Morelos Ruiz, renunció a Morena y se declaró diputado independiente.

En Veracruz, tras acusar un férreo cacicazgo regional, el 8 de noviembre de 2016 renuncio a Morena el Diputado Local por Coatzacoalcos, Sebastián Reyes Arellano. Tanto David Alejandro Landeros Torres como  Sebastián Reyes Arellano, son Diputados Plurinominales, por “efectos  tómbola”.

El Diputado Local, Reyes Arellano, dijo que el partido está haciendo lo mismo que tanto han criticado y su obligación es informar que, contrario a toda lógica, el grupo carece de una agenda de trabajo mínima.

Pero eso no es todo, desde que el exgobernador de Zacatecas, Ricardo Monreal, uno de los mejores hombres de Morena, asumió como jefe de la delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México,  por lo menos cuatro empresas zacatecanas  han obtenido 14 contratos de obras, proveeduría de recursos materiales y servicios, sin licitación, obteniendo 266 millones de pesos, acusaron con pruebas, medios de comunicación capitalinos.

La entrega de esos recurso y fueron otorgados entre el 22 de diciembre del 2015 y el 30 de septiembre del 2016; es decir, en un plazo de solo diez meses.

Lo criticable el caso, no solo es la presunta adjudicación directa, sino que  dos de las empresas, son propiedad supuestamente de los amigos de Catalina Monreal, la hija del delegado de la Delegación Cuauhtémoc, Ricardo Monreal.

La Contraloría inició ayer una exhaustiva investigación de la presunta adjudicación, y tráfico de influencias. Monreal fue demandado por medios de comunicación a los que señaló de falsos en sus apreciaciones. El escandalo sigue.

La crisis que aqueja a Morena, como se puede ver, no siempre nace de los ataques de otros partidos, tampoco provienen de la “prensa venida” o “maiceada” es del interior; de los propios militantes que ostentan cargos públicos y que no supieron ni pudieron interpretar el significado de Regeneración, salvo honrosas excepciones.

 En múltiples ocasiones se ha satanizado a López Obrador, solo con descalificaciones sin fundamento, de quienes lo ven como el más fuerte adversario para el 2018. Todas esas descalificaciones lejos de “bajarlo” de las encuestas, lo fortalecieron aún más.


Sin duda es el candidato natural, idóneo para ganar las elecciones presidenciales de 2018, pero a dieciséis meses pareciera que el propio candidato y sus militantes en cargos públicos, están dando todas las facilidades para “bajar” esas tendencias…

No hay comentarios:

Publicar un comentario