viernes, 10 de marzo de 2017

Desde el Sur: La Guerra Sucia de la política florece en Mina



*** En Todos los partidos políticos “jaloneos”
*** Estrategia de políticos perfiles falsos en Face


Minatitlán, Ver.- La disputa por el poder para las elecciones del 4 de Junio está generando la guerra más sucia en la vida política del estado de Veracruz. Candidatos contra candidatos y dirigentes de partidos contra dirigentes de partidos, además de la lucha interna de los grupos de cada instituto político.

A esto hay que agregarle la estrategia que se está utilizando por asesores, políticos y funcionarios de diferentes niveles de gobierno de crear perfiles falsos en el Facebook para desacreditar, contestar, especular, hablar bien o pestes de los enemigos políticos.
Una herramienta de la comunicación tan valiosa que está siendo mal utilizada y que muchos ciudadanos se van con la “finta” como dirían en el lenguaje popular.
Las elecciones de las alcaldías representan la base estructural de apoyo para el proceso del 2018, donde se renovarán la Presidencia de la República, senadores, diputaciones federales y la gubernatura en Veracruz.
De acuerdo a los sondeos en el Sur de Veracruz, que no son oficiales, sino comentarios de dirigentes de organizaciones y ciudadanía en general, por lo menos en Minatitlán, el efecto López Obrador-Morena puntea la preferencia electoral, seguido de la alianza izquierda-derecha PRD-PAN y en tercer sitio el PRI, partido que mantuvo el poder durante más de 75 años.
Sin embargo, en ésta lucha para llegar a las 212 alcaldías y reforzar los proyectos del 2018, está incrementándose la guerra política más sucia de los últimos tiempos entre todos los suspirantes a los cargos.
Los borregazos, chismes y rumores están a la orden del día en las redes sociales, confundiendo aún más a los ciudadanos que tendrán que emitir su voto en el próximo proceso electoral.
El supuesto cambio del trabajador petrolero de confianza, doctor Norberto Luna, como candidato de unidad por el PRI, presuntamente por no querer llevar en la planilla como regidor primero a Saúl Wade, hijo del guía político y jefe de la sección 10 del Sindicato Petrolero, ha causado confusión.
El rumor trascendió que  Jorge Wade González, el poderoso petrolero de la sección 10,  habría negociado con Guadalupe Porras, para que el abanderado del Partido Revolucionario Institucional sea el ex diputado Ciro Félix Porras.
Sin embargo, a pesar de buscar la opinión de los actores políticos, todos callan ante el “borrego” que se dejó correr en las redes sociales en Minatitlán.
La misma situación ocurre en el interior de la Alianza PRD-PAN, donde los perredistas propusieron planillas en la candidatura que se consideraba “amarrada” del empresario Nicolás Ruiz Rosete.
Los jaloneos están fuertes, que en cualquier momento se puede romper la cuerda, lo que provocaría que Nicolás Ruiz Rosete, conociendo su carácter, podría tomar la decisión de no participar.
A esto hay que agregarle todo lo que está circulando en las redes sociales sobre presuntos abusos e irregularidades cometidos en Minatitlán. De antemano, y la ciudadanía estará de acuerdo  que “nunca se conoce bien a las personas y que hay secretos, que salen a relucir casi siempre en tiempos electorales”.
Y en Morena, luego de la impugnación que presentaron en la designación de candidatos a las presidencias de los 212 municipios del estado de Veracruz, tendrá que ratificar en algunos casos sus candidatos y en otros, aplicar los procedimientos de acuerdo a sus estatutos.
Pero la grave, que sin duda alguna está provocando la inconformidad en el interior del partido de Manuel López Obrador es el cobijo que le están dando a ex dirigentes y ex miembros de otros partidos políticos, premiándolos con candidaturas, desplazando a los que han hecho la “talacha” a favor del partido.
Hay otros partidos políticos que tienen candidatos sólo para cumplir con los requisitos y poder obtener la votación que marca la ley para seguir recibiendo las prerrogativas que les proporciona el gobierno federal vía INE y que es el dinero de los mexicanos.
Los mexicanos seguiremos pagando la “simulación democrática”, hasta que verdaderamente reflexionemos y hagamos conciencia para exigir reformas a la ley y que los partidos políticos vivan de las cuotas de sus militantes y que esos miles de millones de pesos sean canalizados para generar fuentes de empleo, atender el sector salud, fortalecer la investigación y atender tantas necesidades que hay en el país.
Hay políticos que argumentan que no recibir el subsidio del gobierno federal representaría la entrada de la delincuencia organizada en el financiamiento de los partidos políticos y candidatos.
Sin embargo, de antemano sabemos que la delincuencia está en la vida política del país, de Veracruz y en muchos municipios, en donde las autoridades tienen pleno conocimiento de las conexiones que tienen esos actores políticos con los grupos delincuenciales.
Por lo tanto, ya no hay justificación para  no hacer reformas a la ley. Mientras tanto los veracruzanos, seguiremos leyendo y viviendo la “guerra sucia” de los candidatos y de los partidos políticos en su afán por llegar al poder. Hasta la próxima, primero dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario