lunes, 3 de julio de 2017

“El PRI vive las consecuencias de los excesos de enriquecimiento de unos cuantos” J. Montoya


Por: Guillermo Gutiérrez Arias

Cosoleacaque, Ver.-  “El Partido Revolucionario Institucional sufre en estos momentos el resultado de los excesos de unos cuantos que se han enriquecido bajo su cobijo”  reconoció Francisco Julián Montoya Zamudio, quien naciera en la actividad política en su tierra natal de Jáltipan como dirigente juvenil.

Ante la crisis que vive el PRI a nivel nacional, pero especialmente en Veracruz, considera que “si en verdad el PRI desea subsistir, éste deberá democratizarse hacia su interior, es decir desde el comité seccional que es su base, que sea elegido mediante una consulta popular, llegar al comité municipal, el distrital hasta llegar al Estatal, para que sea un verdadero enlace de trabajo conjunto y no solamente un cargo sin mayor responsabilidad política.
Vivimos nuevos tiempos-agrega- tiempos difíciles, pero también tiempos de oportunidades si estamos atentos para aprovecharlas.
Ratificó que “el Comité Estatal debe someterse al mismo escrutinio de las bases, que son las que han dado vida a nuestro partido”.
De ésta manera, el PRI tendría nuevamente los líderes que necesita para seguir estando vivo y actuante, líderes que retomen la  verdadera gestoría social de sus agremiados, para que sea el partido para cuyos objetivos fue creado.
Montoya Zamudio, con más de 35 años de actividad política en el PRI, que le permitido desempeñar algunos cargos públicos y partidistas, mencionó que “hoy la militancia se encuentra desconcertada y dispersa porque ya no es tomada en cuenta, por lo que se torna necesario en la actualidad hacer un verdadero trabajo de activismo político en el que todos los militantes sean escuchados y atendidos para que resurjan los verdaderos liderazgos sociales”.
Y sentencia “si la cúpula se sigue empeñando en imponer como dirigentes de partido en cualquiera nivel a recomendados, compadres,  empleados o simplemente a gente que no tiene ni idea de lo que significa ser un verdadero dirigente, estará condenado al fracaso”
Asimismo dijo que “en el PRI se tiene que acabar con los chapulines que brincan de cargo en cargo de manera insaciable, negándole la oportunidad a los demás integrantes del partido”.
Mencionó en la entrevista con éste medio que es necesario que los cargos que sean ocupados  en la dirigencia estatal o nacional, tengan probada militancia las personas, con más de 10 años de servicio, para evitar la llegada de arribistas, como ha ocurrido en los dos últimos sexenios.
De igual manera dijo que “el grado de abstencionismo es grave por la falta de confianza en las autoridades y el sistema. El futuro del PRI dependerá de lo que se haga o deje de hacer para recuperar la confianza y fortaleza de las bases”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario