lunes, 28 de agosto de 2017

Preocupa a Tavo Pérez deuda de cien millones de pesos que heredará su administración


*De los 20 millones de pesos de deuda que recibió gobierno de Manuel Rosendo Pelayo, este lo incrementó en un quinientos por ciento durante casi cuatro años, aseguró el alcalde electo.

San Andrés Tuxtla, Ver | Más de cien millones de pesos es la deuda que durante 3 años 7 meses ha generado la  administración de San Andrés Tuxtla que preside Manuel Rosendo Pelayo, misma que representa un incremento de un quinientos por ciento, con respecto al inicio de su gobierno cuando le fueron cedidas deudas por el orden de los 20 millones de pesos, dio a conocer el alcalde electro Octavio Pérez Garay, durante una conferencia de prensa que se llevó a cabo la mañana de este lunes.

Especificó que el monto de la deuda es de cien millones 809 mil 954.45 pesos, en la que se incluye la deuda pública de 58 millones 827.049 pesos, deuda a proveedores de 15.3 millones, impuestos y retenciones de 22.9 millones de pesos y deudores diversos con un monto de 3.06 millones, lo que hacen un total de 100.8 millones de pesos, al corte actual”, explicó Tavo Pérez. 

“San Andrés Tuxtla  presenta el adeudo más grande en su historia,  ya que asciende a cien millones 809 mil 954.45 pesos,  siendo la duda pública el de mayor porcentaje, la que se contrató a través de un crédito, para pagar un crédito anterior y poder modernizar la infraestructura municipal, con la que se compró luminarias de este municipio, mismo que se hizo como un compromiso político más que por necesidad”, comentó el alcalde electo.
Por lo anterior Octavio Pérez hizo un llamado al congreso local y hacienda federal para que tomen cartas en el asunto, a su vez, pidió al alcalde Manuel Rosendo Pelayo y exhortó a su cabildo y funcionarios, a que resuelvan y aclaren dicha situación, porque el municipio de San Andrés Tuxtla no debería tener comprometidas sus finanzas, pues de continuar de esa manera, afectará directamente a la próxima administración y por ende a los ciudadanos.
Añadió que el último préstamo que otorgó el congreso del estado fue de 107 millones de pesos, incluidos impuestos, no obstante el ayuntamiento sólo hizo uso de una sola parte del mismo.
 “Mi administración está obligada a restructurar la deuda, pero si no reestructuramos la deuda no vamos a poder operar”, finalizó Tavo Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario