lunes, 28 de agosto de 2017

TEPETOTOTL: LXXIX aniversario de la Confederación Nacional Campesina

Por: Fernando Hernández Flores

Trascurría el año de 1934 y el General Lázaro Cárdenas del Río, con grandes raíces en Michoacán realizaba campaña rumbo a la Presidencia de la República por el Partido Nacional Revolucionario, cuyo lema fue “México para los mexicanos”. En cuanto el Partido Socialista de la Izquierdas impulsaba al veracruzano Sixto Adalberto Tejeda Olivares, así como la Liga de Comunidades Agrarias del Estado de Veracruz y otras Ligas afines al proyecto del Coronel Tejeda. Mientras tanto la Confederación Revolucionaria de Partidos Independientes promovía al General José Antonio Villarreal, oriundo de Nuevo León.

A fines de ese mismo año Cárdenas inicio su gobierno. En el transcurso de su gobierno varias reformas y cambios estructurales muy necesarios. Realizó cambios al nombre del partido que lo llevó al poder, pasando a ser Partido de la Revolución Mexicana, en marzo de 1938. En ese partido incluyó a cuatro sectores importantes: obrero, campesino, popular y militar.
Cárdenas del Río estratégicamente fortaleció a los obreros y campesinos, siendo la Confederación Campesina Mexicana una de sus preocupaciones, por lo que convocó a la unificación de los campesinos en una sola central, tal como lo hizo en su momento el veracruzano Úrsulo Galván Reyes al fundar a la Liga Nacional Campesina.
Los días 26, 27 y 28 de agosto de 1938, en un congreso nacional después de varios análisis y de una elección interna de su dirigente donde resultó ganador el Profesor de San Luís Potosí, Graciano Sánchez Romo.
Sánchez Romo era un hombre con amplia visión y se encontraba dirigiendo la Confederación Campesina Mexicana, es así que hizo replanteamientos de la política agropecuaria por la que tenía que ir a la par con el General Lázaro Cárdenas.
Fueron tiempos de gloria y de florecimiento para la Confederación Nacional Campesina. Se emitían resoluciones presidenciales y Cárdenas se ganó a éste importantísimo sector. En cada pueblo, con el Tata Cárdenas los campesinos se sentían protegidos y respaldados.
En la Declaración de Principios de la Confederación Nacional Campesina, se constata que fue resultado de un “acuerdo del C. Presidente de la República, general Lázaro Cárdenas, publicado el 11 de julio de 1935, buscando la defensa de los intereses del campesino y la emancipación económica y espiritual de todos los trabajadores del campo organizados”. Por varias décadas se contó con una organización de las y los trabajadores del campo, cuyo objetivo era velar por los intereses del pueblo. Hoy el campo debe fortalecerse encaminándose hacia una reorientación de sus políticas agropecuarias.
Paxkatkatsini (Gracias)
venandiz@hotmail.com
@tepetototl


No hay comentarios:

Publicar un comentario