jueves, 7 de septiembre de 2017

TIERRA DE BABEL: Entre el ocio, las moscas y las leyes


Por: Jorge Arturo Rodríguez


“Un monstruo hay en el mundo: el ocioso”, escribió Thomas Carlyle. No sé si tenga razón, no tengo ánimos de reflexionarlo por el momento. Me da güeva, sobre todo ahora que pienso, parafraseándolo, que “un monstruo hay en el mundo: el demente”. Alguien me preguntó que si creo en el mal. Le contesté que sí, puesto que si hay bien, hay mal, como existen de igual modo la paz y la guerra, el amor y el odio, el yin y el yang, el equilibrio, la “normalidad”… En fin, que la ociosidad camina con tanta lentitud, que todos los vicios la alcanzan, dijo Benjamin Franklin. Y Séneca expresó que estar en ocio muy prolongado, no es reposo, es pereza. Ya me entienden mis lectores que estoy en reposo por unos días. Espero no me alcance la pereza.

         Por eso digo que cuando el diablo no tiene qué hacer, con el rabo mata moscas, dijera el refrán. O sea… No sé qué carajos digo. Pero creo que me entienden.
         Por cierto, en Eclesiastés (10.1-2) leo: “Las moscas muertas hacen heder y dar mal olor al perfume del perfumista; así una pequeña locura, al que es estimado como sabio y honorable.
         “El corazón del sabio está a su mano derecha, mas el corazón del necio a su mano izquierda”. Que alguien me lo explique.
         Por lo pronto, pa’ no hacerle caso al ocio, fui a la sesión de la Diputación Permanente de la LXIV Legislatura local a enterarme de los chismes en los pasillos del Palacio Legislativo y a conocer la iniciativa con Proyecto de Ley para la Atención, Intervención, Protección e Inclusión de las Personas con Trastorno del Espectro Autista para el Estado de Veracruz, presentada por la diputada Cinthya Amaranta Lobato Calderón.
         El objetivo de la propuesta es “impulsar la plena inclusión educativa, social y laboral de las personas con el Trastorno del Espectro Autista en un ambiente libre de discriminación y con un enfoque de sus Derechos Humanos reconocidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en los Tratados Internacionales, y garantizar políticas públicas, programas y acciones institucionales efectivas en favor de madres, padres, jefas de hogar, madres solteras, padres solteros, familiares, tutores, cuidadoras y cuidadores de las personas con Trastorno del Espectro Autista, en los ámbitos, de la salud, educativo, social y laboral”. Muy bien.
         ¿Cómo lograrlo? La legisladora local señaló: “Para el cumplimiento de lo dispuesto en la presente Ley, las dependencias y entidades de la Administración Pública estatal, los Ayuntamientos y Organismos Autónomos, formularán, respecto de los asuntos de su competencia, las propuestas de programas, objetivos, metas, estrategias y acciones, así como sus previsiones presupuestarias”.
Asimismo, “el Gobierno del Estado se coordinará con el gobierno federal, mediante la celebración de convenios, con el objetivo de alinear los programas estatales con la política pública y los presupuestos etiquetados en materia de atención, intervención, protección e inclusión de las personas con TEA, con arreglo al sistema competencial que corresponde a cada orden de gobierno, a fin de lograr una efectiva transversalidad de las políticas públicas. Los municipios se coordinarán con la Federación, el Gobierno del Estado y otros municipios…” Otra vez: muy bien.
La diputada fue clara y precisa: “Si bien es cierto, contamos con leyes que garantizan el ejercicio de los derechos humanos de todas las personas sin ningún tipo de discriminación, requerimos de un ordenamiento que logre incorporar las demandas específicas de las personas con el Trastorno del Espectro Autista y puedan acceder a condiciones de vida digna, justa y equitativa; el desafío es cumplir las leyes, crear las que faltan, eficientar recursos y voluntad política e institucional para construir oportunidades”.
La Iniciativa, aclaró, se enriqueció gracias al “Diagnóstico Psicoeducativo y Legal del TEA en Veracruz del Acuerdo Ciudadano para el Mejoramiento de la Calidad de Vida y la Educación Inclusiva para la Personas con Autismo en Veracruz”, alcanzado como producto del consenso entre madres y padres de familia; docentes, normalistas, especialistas; investigadores, terapeutas y psicólogos; maestras, maestros de USAER y CAM; supervisores y directores de escuelas regulares y de centros de educación especial que participaron en las Mesas de Trabajo: “Las Familias, el sistema Educativo, los terapeutas. ¿Cómo mejoramos la calidad de vida de las personas con Autismo en Veracruz?”

Cierto, diputada, “el desafío es cumplir las leyes, crear las que faltan, eficientar recursos y voluntad política e institucional para construir oportunidades”. Ojalá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario